martes, 15 de diciembre de 2009

EEUU amplía Atpdea y Bolivia sigue fuera

Los países andinos, salvo el nuestro, tendrán preferencias arancelarias para sus exportaciones hasta 2010

Washington/EFE


La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer por aclamación la extensión por un año de las preferencias comerciales a los países andinos, con excepción de Bolivia.

"Estamos complacidos de que el Congreso haya promovido el avance de una ley que trata de igual manera a todos los participantes", dijo en una declaración Luis Gallegos, embajador de Ecuador ante la Casa Blanca.

La extensión hasta el 31 de diciembre de 2010 de la Ley de Preferencias Comerciales Andinas de 1974 (conocida por su sigla en inglés ATPDEA) era el último proyecto de ley que figuraba para votación en la agenda de la Cámara ayer.

LO QUE RESTA

Se espera que el Senado vote la misma legislación en el curso de esta semana.

La legislación extiende el tratamiento preferencial para productos de Colombia, Ecuador y Perú. Bolivia, que también formó parte del programa de preferencias, quedó nuevamente fuera del acuerdo este año.

El ATPDEA premia los esfuerzos antinarcóticos de los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) al permitir que la mayoría de las exportaciones entre al país libre de impuestos.

ACCIÓN REPETIDA

La anterior administración del presidente George W. Bush suspendió las preferencias arancelarias para Bolivia con el argumento que el país no había cooperado en la lucha contra el narcotráfico.

El Gobierno del presidente Barack Obama y los legisladores siguieron la línea del gobierno de Bush al indicar que Bolivia no coopera con Estados Unidos de la manera que Washington desea en la lucha contra la producción y el tráfico de drogas ilegales.

Pero, según afirmó en julio de este año el canciller David Choquehuanca, la decisión de mantener la suspensión para Bolivia constituye una "intrusión en los asuntos internos" del país y una "tergiversación de los hechos" por parte del Gobierno de Obama.

"Aunque creemos que cada uno de los países hubiese preferido una extensión más larga, estamos agradecidos ante el hecho que no hubo oposición a que se renovara", agregó Gallegos.

El representante diplomático manifestó que, además, la aprobación demuestra que la Cámara de Representantes no se ha sometido a los dictados de algunos grupos de intereses en contra de Ecuador los cuales "no han logrado perforar la política exterior" del Gobierno de EE.UU.

Específicamente Gallegos citó a la empresa petrolera Chevron que mantiene desde hace 16 años un conflicto judicial con el Gobierno de Ecuador.

Indicó que la vigencia de las preferencias arancelarias no sólo impulsa la posibilidad de cambios para combatir la droga y la pobreza en los países andinos.

"También va en beneficio de la economía estadounidense pues directamente genera fuentes de trabajo", manifestó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada