martes, 15 de diciembre de 2009

Bolivia pide a ricos que abran los ojos

Copenhague/EFE

Bolivia reclamó ayer a los países ricos y a la presidencia danesa de la cumbre climática mundial que salgan de la "irrealidad" en la que se encuentran e impulsen un proceso negociador "democrático", "transparente" y respetuoso con el Protocolo de Kioto.

El embajador de Bolivia en la ONU, Pablo Solón, acusó a los países desarrollados de querer "matar" el acuerdo de Kioto y apoyó la decisión de ayer del G77 de abandonar la mesa de negociaciones de forma temporal.

Solón dio por buena la promesa de la presidenta de la cumbre, la danesa Connie Hedegaard, de que primeramente se van a agotar las discusiones en la vía de Kioto, que con la de la Convención del Clima constituyen las dos direcciones de la negociación, cumpliendo así la reivindicación de los países en desarrollo.

En una rueda de prensa conjunta sobre la "deuda climática" con representantes de movimientos sociales, Solón habló sobre una deuda con tres vertientes: emisiones, adaptación y con la Madre Tierra.

LOS PEDIDOS



La solución está en que los países ricos reduzcan de forma drástica sus emisiones de gases contaminantes, financien las medidas de adaptación y en que la cumbre se cierre con una declaración sobre los derechos de la "Madre Tierra", afirmó Solón

También reveló que el presidente boliviano, Evo Morales, planea mantener una reunión con grupos de indígenas de todo el mundo el día 16 en la cumbre de Copenhague.

La delegación nacional y los otros movimientos sociales defendieron que la ayuda anual en adaptación a los países en desarrollo sea de 400.000 millones de dólares al año y que se cree un fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada