viernes, 11 de diciembre de 2009

Cuñado de Ramírez dice que sí hubo una “coima”

Javier Navía incluso reveló los supuestos porcentajes recibidos por la firma del contrato con Catler

La Paz/El Deber


Javier Navia Doria Medina, cuñado de Santos Ramírez, declaró ante el Ministerio Público que existe un documento entre los supuestos involucrados en el caso de corrupción en la construcción de la planta separadora de gas de Yacimientos Petrolíferos en Santa Cruz, donde se establece que Catler Uniservice debe pagar una “comisión” de $us 1,8 millones a Santos Ramírez y su entorno.

De ellos, $us 1 millón debía ir para Ramírez, $us 250.000 para Navia, otro monto similar para Gonzalo Aramayo y $us 300.000 para la intermediaria, Purita Jiménez.

EL RECHAZO

El abogado de Ramírez, José Luis Paredes, dijo que esa versión es “inmadura, poco seria” y que esperará el juicio para demostrar su nulidad. Cuestionó que Navia haya hecho tres declaraciones distintas sobre el caso y aseguró que la “revelación” se debe a que Ramírez se está divorciando de la hermana del declarante, Giovanna.

Según Navia, Jorge O’Connor, asesinado el 27 de enero cuando tenía que entregar $us 450.000 como parte del soborno, había entregado $us 565.000 a él y a Ramírez. Dijo que con la parte que le tocó, pagaron deudas que tenía la fundación Khantati, de la que son propietarios junto a su primo Gonzalo Aramayo. Esas deudas alcanzaban a $us 120.000 y a cada uno le sobró unos $us 55.000.

Con ello, Navia se compró una vagoneta Toyota Sequdia y una Mitsubishi Montero. Aramayo también adquirió una Sequdia y un Grand Vitara. Señala que lo que le sobró lo utilizó para pagar a sus abogados para que lo saquen de la cárcel.

También dijo que el día que Ramírez se casó con Giovanna, a principios de enero, el ex jerarca del MAS le recordó que su “comisión” era de $us 1 millón y que faltaba la mitad.

Esta parte debió entregarse el 27 de enero, pero O’ Connor fue asesinado antes de ingresar en el domicilio de la calle Saavedra de La Paz. Navia asegura que esta declaración, la tercera que realiza es la verdad de los hechos y que salió a decirla por la amenazas que recibió su hermana.

PARTE DE LA DECLARACIÓN

CONTACTO. “En mayo de 2008 se hace presente el señor Agustín Melano (argentino) y Óscar Jiménez a ofrecer una planta separadora de líquidos y la querían vender directamente a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Ahí me ofrecen una comisión. En caso de vender la planta, nos pagarían la suma de un millón de dólares”.

FIRMA. “Después de que sale la convocatoria y los acuerdos previos, se firma un documento por un millón de dólares, todo esto en Santa Cruz. Después Melano me envió desde Buenos Aires, vía correo electrónico, dos cheques, uno de 500.000 y otro de 400.000, que debían ser cobrados cuando se firmara el contrato”.

REVISIÓN. “Después Gonzalo Aramayo viaja a Santa Cruz y me comenta que conoció a Jorge O’Connor y Óscar Jiménez, y en esa oportunidad se firma un nuevo documento por $us 1,8 millones que modifica el anterior”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada