lunes, 14 de diciembre de 2009

La hinchada de Ciclón otra vez se portó mal

Cochabamba | Los Tiempos

Los jugadores y plantel técnico de Wilstermann fueron blanco de todo tipo de insultos de la hinchada de Ciclón, pero no sólo fueron insultados, sino que los fanáticos “albicelestes” no perdían la oportunidad de lanzarles petardos y otros objetos contundentes.

La hinchada “albiceleste” fue gasificada por la policía con agentes químicos, debido a que algunos fanáticos intentaron ingresar a la cancha de juego desbordando la valla de seguridad de la curva sur. Ante esa situación no tuvo otra opción que lanzar gases a la gente para que se disperse.

Tras el partido dos jugadores de Wilstermann resultaron con heridas leves, por piedras que fueron lanzadas desde las graderías por la hinchada “albiceleste”. Henry Bazán en el muslo y Dennis Cartagena en la cabeza, que tras la revisión médica se reportó que tenía solo un pequeño corte.

DENUNCIA

El presidente de Wilstermann, Orlando Jordán, denunció que su similar de Ciclón, lo acusó de haber comprado al árbitro del encuentro de ayer. “Yo no puedo aceptar este tipo de acusaciones, para que el descargue sus errores, porque el como delegado de mesa en el anterior encuentro con Guabirá es más culpable que el técnico de que Ciclón no haya ganado la Simón Bolívar”, dijo.

EN EL PISO

El arquero Hugo Suárez tuvo que dormir en el piso del hotel, porque el colchón no era adecuado y le provocó algunos dolores en la espalda, por el lumbago agudo que sufre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada