miércoles, 25 de noviembre de 2009

Irán se interesa en el litio y Evo apoya plan nuclear


La Prensa y Agencias

El presidente de la República Islámica de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, logró que el mandatario Evo Morales, respalde su programa nuclear y comenzó a terciar por la explotación de litio en el Salar de Uyuni.

En medio de protestas por su llegada y luego de su retraso de dos horas y media, ambos gobiernos firmaron un acta de entendimiento que reivindica el derecho iraní a continuar con su programa energético. “(Bolivia e Irán) reconocieron el derecho legítimo de todos los países al uso y desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos. Asimismo, condenaron la doble moral de algunos países sobre la materia”.

Analistas internacionales consideran que la gira de Ahmadineyad es para mejorar la imagen de su Gobierno, mientras que ex diplomáticos locales creen que la visita no favorece a Bolivia por los cuestionamientos a Irán.

El Gobierno de Teherán mantiene suspendidas sus relaciones diplomáticas con la mayoría de los países de occidente por su insistencia en seguir con un programa nuclear que brinda escasa atención a los tratados internacionales en esa materia.

Ahmadineyad logró ayer un nuevo respaldo en La Paz después de que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, hiciera lo propio el lunes. La autoridad islámica arribó anoche a Caracas, donde se reunirá con el mandatario Hugo Chávez.

La delegación iraní que llegó a Bolivia estuvo integrada por alrededor de 40 personas. Aterrizó en el Aeropuerto Internacional de El Alto con dos horas y media de retraso (10.30) en un vuelo charter.

Ahmadineyad visitó por segunda vez el país, donde apenas estuvo seis horas, durante las que, sin embargo, pudo reunirse con Morales, suscribir convenios bilaterales e inaugurar –mediante videoconferencia– proyectos financiados por su Gobierno.

Ambos mandatarios firmaron en La Paz una declaración conjunta donde reconocen el "derecho legítimo de todos los países al uso y desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos en el marco del Derecho Internacional".

No obstante, ninguno de los gobernantes mencionó el tema en los discursos oficiales que ofrecieron.

En su comunicado también condenan la "doble moral de algunos países sobre la materia" y solicitan a los países poseedores de armas nucleares su eliminación.

Se trata de una declaración similar a la que el año pasado, en septiembre de 2008, ya firmaron los dos presidentes durante una visita de Morales a Teherán.

Irán mantiene un pulso con la comunidad internacional por su insistencia en seguir con un programa nuclear y por su negativa a responder al acuerdo que le propuso el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre el suministro de combustible nuclear para su reactor experimental.

OBRAS Y ACUERDOS

Por otro lado, los mandatarios de Irán y Bolivia expresaron en el comunicado su condena "a los crímenes en Gaza y Palestina" y solicitan "que se declare a la región del Medio Oriente libre de armas nucleares".

La visita de Ahmadineyad al país supuso, en palabras del propio Presidente iraní, la concreción de la cooperación de su Gobierno hacia Bolivia, donde ha financiado con 1,2 millones de dólares la construcción de un hospital en la ciudad de El Alto, así como una planta de producción de lácteos en Cochabamba.

Los gobiernos de Teherán y La Paz rubricaron además dos convenios, uno para la instalación de dos centros de hemodiálisis y otro para cooperar en la investigación para industrializar los recursos del Salar de Uyuni, una de las mayores reservas mundiales de litio, ubicado en Potosí.

Lo que no se confirmó fue el proyecto para un canal de televisión en Chapare.

LOS PUNTOS CLAVE DEL ENCUENTRO

PLANTA DE LECHE El presidente Evo Morales y su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad, inauguraron ayer, vía teleconferencia, la primera planta de leche de la empresa estatal Lácteos Bolivia (LACTEOSBOL), en la población de Ivirgarzama, Cochabamba, en el marco de un convenio de cooperación para garantizar la soberanía nacional alimentaria.

HOSPITAL EN EL ALTO El Estado inauguró ayer con apoyo financiero del Gobierno de Irán un hospital de segundo nivel en la ciudad de El Alto que brindará a partir del 1 de diciembre una atención médica especializada a la población del área urbana y rural del Departamento de La Paz.

COCA Y DIÁLOGO CON CHILE El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, sumó su respaldo a la política sobre la revalorización de la hoja de coca que lleva a cabo el Gobierno del presidente Evo Morales y decidió expresarse sobre el diálogo que Bolivia y Chile desarrollan en estos momentos.

Sin referirse al tema marítimo, el mandatario iraní expresó su satisfacción "por el amplio proceso de diálogo entre Bolivia y Chile en el desarrollo de su agenda bilateral" y, en ese marco, espera que "puedan surgir soluciones justas y amistosas en los temas correspondientes", enfatizó el líder iraní, en breves declaraciones amplificadas ayer.

Con más voces en contra

Líderes opositores criticaron ayer la visita del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, que llegó a La Paz en su gira latinoamericana y dijeron que el mandatario viene al país por uranio para su programa nuclear.

El diputado Pablo Klinsky alertó de que Irán está "detrás del uranio" y lamentó que el Gobierno de Evo Morales "quiera arrastrar a Bolivia a escenarios bélicos ajenos" como el enfrentamiento entre los Ejecutivos de Venezuela y Colombia o la tensión en Oriente Medio.

Klinsky recordó que el Gobierno de Israel denunció hace meses la presunta venta de uranio boliviano a Irán, así como "los esfuerzos que ha hecho" el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y premio Nobel de la Paz, Mohamed el Baradei, para evitar que esto suceda.

Según el diputado, el Baradei "llegó a ofrecerle a Evo Morales un paquete de ayuda con la única condición de que no le venda uranio a Irán".

Además, Klinsky apuntó que la empresa canadiense Mega Uranium tiene registrados 17 yacimientos de uranio en Bolivia y que "existiría un proyecto avanzado de exploración en el norte de Potosí" de este químico.

"Es muy preocupante que Evo Morales quiera involucrar a Bolivia con el proyecto atómico de Irán, que tiene fines bélicos", concluyó.

Frente a estas críticas, el Gobierno de Morales ha insistido en que Bolivia no exporta ni produce uranio actualmente, como señalaron versiones del Gobierno de Israel al acusar al país y a Venezuela de suministrar este metal al programa nuclear de Irán.

No obstante, el Ejecutivo también ha reconocido que la Prefectura oficialista de Potosí tiene un proyecto para buscar uranio en una antigua mina de esa región que fue parcialmente explotada a mediados de la década de 1970.

Por su parte, el candidato Manfred Reyes Villa, que se enfrentará a Evo Morales en las elecciones del próximo 6 de diciembre, criticó también la visita de Ahmadineyad y aseguró que se trata de una "amenaza velada" a la oposición política del país.

"¿Qué quiere decirle Evo Morales a la oposición y al país trayendo en vísperas de comicios generales al líder de un régimen de facto que protege al terrorismo y que condena a muerte a sus opositores por protestar contra un fraude? El mensaje es que deberíamos rendirnos y ya no luchar", afirmó Reyes Villa.

PROTESTAS A FAVOR Y EN CONTRA

El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad fue recibido ayer con muestras de rechazo de un grupo de activistas, pero también de bienvenida por gente apostada en Plaza Murillo de La Paz.

Un grupo de feministas se apostó estratégicamente a la salida del aeropuerto de La Paz con pancartas de protesta escritas en español y demandas de equidad de género y de no violencia en Irán.

"No a la discriminación de las mujeres", "igualdad de derechos y equidad de género" y "justicia para Neda" Agha Soltan, la joven asesinada por un francotirador en las protestas postelectorales de Irán en junio de 2009, fueron algunas de los carteles desplegados por manifestantes.

En Plaza Murillo, el ambiente fue distinto, al punto que el Presidente iraní se aproximó a saludar al público, compatriotas que portaban pancartas con su foto y saludos en farsi.

IR A CORREO DEL SUR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada