domingo, 6 de diciembre de 2009

Evo resalta logros sin EEUU en la lucha contra las drogas

Chimoré/Los Tiempos y agencias

El presidente Evo Morales afirmó ayer, sábado, que sin embajador de Estados Unidos Bolivia está mejor y que sin la agencia antidrogas DEA la lucha contra el narcotráfico ha progresado.

El gobierno festejó con un acto en Chimoré la más alta cifra alcanzada en la erradicación de cocales durante sus casi cuatro años de Gobierno. 6.260 hectáreas fue la cantidad informada por el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) Carlos Ruck, al presidente Evo Morales, que estuvo presente en el evento y aseguró que este monto fue alcanzado sin contar con la ayuda del gobierno de los Estados Unidos y para cumplir con las disposiciones de la Ley 1.008.

En la jornada de reflexión electoral, el Presidente aprovechó este acto para reafirmar su rechazo al "imperialismo" que Estados Unidos, a su juicio, ha practicado en otras épocas en Bolivia.

Afirmó que Bolivia quiere "tener relaciones con todo el mundo" pero aseguró que "no es decisivo" para las políticas de su país que retorne el embajador de Washington.

Una de las características del primer mandato de Morales ha sido su confrontación con Estados Unidos hasta el punto de que en septiembre de 2008 expulsó a su embajador, Philip Goldberg, bajo la acusación de conspirar contra su Gobierno.

Dos meses después, el mandatario decidió suspender "indefinidamente" las operaciones en su país del Departamento Antidroga de Estados Unidos (DEA), por "espionaje y conspiración".

"Sin embajador de Estados Unidos estamos mejor todavía, sin la DEA de Estados Unidos estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico", afirmó ayer, Morales, un año después de esas expulsiones.

Destacó que, cuando operaba la DEA en Bolivia, los operativos contra el narcotráfico tenían fines "netamente políticos" y reiteró su rechazo a que se use la lucha contra el tráfico de drogas como "falso pretexto" para justificar bases o la presencia militar estadounidense en Sudamérica.

"Mientras esté de presidente (...) jamás habrá ningún extranjero que venga a mandar en Bolivia y tampoco habrá bases militares (de otros países)", aseguró.

COMPRA DE AVIONES

El Presidente también ratificó ayer, sábado, que la compra de aviones prevista por su Gobierno no es una amenaza para las naciones vecinas, porque el objetivo es equipar mejor a sus fuerzas de seguridad para enfrentar al narcotráfico.

"Está en curso la compra de aviones equipados con radares, no para amenazar a ningún país vecino, (porque) jamás hemos pensado eso. Es una obligación mejorar la lucha contra el narcotráfico equipándonos con mejor tecnología", dijo Morales.

Gobierno dice que cumplió su compromiso

En el acto de cierre de la gestión de erradicación de la coca 2009, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Oscar Nina, aseguró que a lo largo de esta gestión se han realizado 10.676 operativos para detectar a los narcotraficantes, cifra que duplica la cantidad de acciones policiales que efectuaban cuando trabajaban en coordinación con la agencia estadounidense de la DEA, con la cual sólo se planificaban entre 3.500 y 4.000 operativos por año, según ratificó Cáceres.

En su discurso, el Presidente, felicitó a los efectivos policiales y militares que encaran la lucha contra el narcotráfico y aseguró que dignamente el gobierno cumple sus compromisos con el país y con el extranjero, pero también regañó a algunos malos dirigentes cocaleros que no quieren aceptar los acuerdos de reducción de cocales definidos por su gobierno y aclaró que ahora están cumpliendo con las metas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada