lunes, 21 de diciembre de 2009

Prefecto cruceño dice que nadie puede creerse padre de la autonomía

Santa Cruz/El Deber

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció que está trabajando en la conformación de un bloque unido con actores políticos y sociales. Su objetivo es construir una propuesta nueva para enfrentar al oficialismo y no cuotearse el poder ni repartirse cargos.

- ¿Cree que se debe apostar a un frente común para las elecciones prefecturales?

- Nunca tuvimos duda de que la mejor forma de enfrentar a los enemigos de la democracia y la libertad es con una Santa Cruz unida. Siempre hemos considerado que la fortaleza ha sido la unidad, la cohesión social por objetivos colectivos superiores, con lo cual supimos llevar adelante un modelo de desarrollo que ha dado frutos.

En ello hemos estado trabajando estas últimas semanas, en unir a los actores políticos y sociales representativos del pueblo para construir una propuesta política nueva. No queremos estar unidos para cuotear el poder; no buscamos la unidad para repartirnos los cargos.

- ¿Quiénes son los que le piden compartir la Prefectura?

- Ellos y el pueblo saben quiénes son.

- ¿Es posible llegar a un acuerdo único?

- La unidad que proponemos es una realidad que está recorriendo todos los pueblos y sectores de Santa Cruz, y que se consolidará en los próximos días. Ahora, que quede claro, no creemos en unirnos a través de las viejas prácticas de la politiquería. Tenemos que aprender de los errores del pasado y no repetirlos. Insistir en esos caminos errados no es la forma para que nazca una alternativa de unidad.

- ¿Hay división entre los líderes cruceños que impulsaron la autonomía?

- Las diferentes posiciones son propias y deseables en democracia, pero no necesariamente significan una división irreconciliable. Siempre decimos y creemos que Santa Cruz no es un rebaño, existen diferencias y formas distintas de interpretar la realidad, algunas son posiciones sinceras y legitimas, otras vienen cargadas de intereses personales o grupales, con estas últimas, evidentemente no estamos ni estaremos de acuerdo. Sobre los liderazgos cruceños, la verdadera autonomía es producto de la lucha de los hombres y mujeres de esta tierra; los liderazgos sólo son un canal de expresión de un sentimiento y un sueño que estamos haciendo realidad. Nadie puede creerse padre de la autonomía, puesto que la misma es una construcción colectiva de Santa Cruz y por ello es sólida e invencible, por eso tenemos la seguridad que las diferencias y matices deben mantenerse, pero sin abandonar ese objetivo común que nos manda el pueblo.

- ¿Bajó la intensidad de su lucha por la autonomía?

- Quiero ser categórico al afirmar que nunca hemos disminuido el ímpetu de nuestra lucha, pero es importante comprender que existen momentos y espacios que requieren respuestas distintas. La lucha tiene diversas formas de expresarse; hay momentos que demandan actuar con energía y coraje y otros en los que es necesario pensar y proceder con la cabeza fría y prudencia, pero siempre actuando con inteligencia, sin perder de vista nuestros objetivos y principios. La gente sabe que nunca me ha temblado el pulso en los momentos precisos para actuar con firmeza y decisión, así como también muchos aprecian que en otros momentos se haya impuesto nuestra responsabilidad con la vida y el compromiso con nuestro comportamiento democrático y pacífico.

- ¿Hay un antes y un después de la toma de instituciones de septiembre de 2008?

- No debemos descontextualizar los hechos de septiembre. La situación era de una clara agresión a los departamentos autonomistas y la toma de instituciones fue una reacción contra el MAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada