viernes, 18 de diciembre de 2009

El INRA revierte 2.914 hectáreas a familia de empresario cruceño

El Gobierno asegura que se actuó de acuerdo a las leyes

Santa Cruz/El Deber


El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) revirtió un total de 2.914 hectáreas de las haciendas “El Encanto” y “La Encrucijada”, predios de propiedad del empresario cruceño Osvaldo Monasterio Nieme y dueño de la red de televisión privada Unitel. Las tierras afectadas están ubicadas en el municipio de Puerto Suárez.

En marzo de este año, el Gobierno inició un proceso de expropiación a la Sociedad Ganadera Ongole del grupo Monasterio y administradora del predio “El Encanto” para beneficiar al proyecto de explotación de hierro en Mutún, con 243 hectáreas. La Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) ofreció $us 120.000, pero la transacción no prosperó.

El director nacional del INRA, Juan Carlos Rojas, indicó que en el caso de “La Encrucijada”, de 2.356 hectáreas, la reversión es total, mientras que en el caso de “El Encanto” fue parcial, de 558 hectáreas, predio que cuenta con 2.124.

REVERSIÓN PARCIAL

Rojas señaló que, revisada la documentación, se decidió realizar el proceso de reversión parcial por no cumplir la Función Económica y Social (FES) establecida en la nueva Constitución Política del Estado (CPE), más aún cuando “El Encanto” fue transferida a la empresa Ongole, que también era de Monasterio.

Amadeo Amorin, director regional del INRA, dijo que el subadquiriente de “El Encanto” aceptó la reversión parcial y no impugnará la resolución ante el Tribunal Agrario Nacional (TAN).

No obstante, en el caso de la subadquiriente del predio “La Encrucijada”, María del Carmen Revollo de Porfirio fue notificada mediante edicto.

Amorim también adelantó que cada dos años se procederá a verificar la FES.

MARCO LEGAL

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo que la reversión fue enmarcada en la ley vigente y que fue legal.

Por su lado, el viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, explicó que en el país no se permitirán más fraudes y que las tierras revertidas beneficiarán a los campesinos.

En la empresa Ceibo, oficina de Oswaldo Monasterio hijo, indicaron que sólo él se referirá a la reversión, pero que se encuentra en Puerto Suárez en compañía de su asesor legal, Henry Bruckner. Se los llamó varias veces a sus teléfonos celulares, pero no contestaron.

José Eduardo Paz, representante de la Sociedad Ongole, dijo que hoy hablará del tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada