viernes, 27 de noviembre de 2009

Ramírez denuncia conjura de ministros en su contra

La Paz | ANF 

El ex presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Santos Ramírez denunció, ayer, jueves, que la Comisión de Fiscales que investiga el pago de "coimas" del contrato YPFB - Catler Uniservice, se reunieron "en secreto" con la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, el presidente de la estatal petrolera Carlos Villegas y el candidato del MAS a primer diputado por La Paz, Héctor Arce, para armar una conjura en su contra, con el fin de que sea "sepultado" políticamente.

El otrora hombre fuerte del partido en función de Gobierno, MAS, denunció la existencia de intereses "políticos" que buscan a toda costa perjudicarlo, no obstante dijo que enfrentará todas las adversidades en un juicio oral donde demostrará con documentación que todo fue armado para defenestrarlo.

El ex Presidente de YPFB aprovechó el contacto con los medios de comunicación para denunciar presiones del Poder Ejecutivo hacia los fiscales para que "busquen y obliguen a gente" a declarar en su contra.

"Ellos deberían obedecer siempre al interés del Estado, pero lamentablemente hoy obedecen a otros mandatos. Tenemos información que han tenido reuniones con varios de los ministros, con la señora Nardi Suxo, con el señor Héctor Arce, con el señor Carlos Villegas", dijo.

La Fiscalía de Distrito de La Paz presentó, el pasado miércoles, la acusación formal contra el ex Presidente de YPFB y otros once involucrados en el polémico contrato.

El fiscal interino del Distrito de La Paz, Fernando Ganam, informó que son seis delitos por los cuales los sospechosos son acusados: contratos lesivos al Estado, incumplimiento de contratos, cohecho activo, asociación delictuosa y conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

SU POSTURA

Explicó que en la audiencia del pasado martes, donde se consideraba su pedido de libertad provisional en el caso estatal petrolera - SIBSA, "es YPFB que recusa al juez, cuando YPFB debiera más bien agilizar el procedimiento", añadió Ramírez.

Dijo estar dispuesto a someterse a un juicio oral y público para "desenmascarar esto". "Están obligando a retractarse y declarar contra Santos Ramírez (…) la pregunta es quién arma la muerte (asesinato) del señor O’Connor y segundo ningún fiscal puede aceptar un proceso abreviado traicionando el interés del Estado".

"Esta va a ser una pelea y no le tema al proceso, detrás de los fiscales hay autoridades interesadas, creo uno o dos ministros (no dijo sus nombres) que están interesados en que Santos Ramírez sea sepultado políticamente, pero tengo toda la información procesada y en su momento vamos a debatir", dijo al desafiar a los fiscales a debatir las razones jurídicas por las que permitieron un proceso abreviado donde se benefició a Gonzalo Aramayo y Mario Cossío McGallen.

IR A CORREO DEL SUR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada